CAPSULAS BOTELLAS

¿Qué son las cápsulas del vino?

Las cápsulas de las botellas de vino son esos elementos de la parte superior del cuello de la botella.

capsula botella vino Murillo Viteri

Su historia se remonta a 1760, cuando llegaban a Viena toneladas de vino de Burdeos. Con el paso del tiempo, los vinos perdían sus cualidades y comenzaban a avinagrarse, por lo que se comenzaron a embotellar. En la corte se percataron de que había ocasiones en las que el corcho era manipulado para infiltrar sustancias en el vino. Para evitar la falsificación o alteración de los vinos, el monarca instauró una ley según la cual todas las botellas de vino debían ser precintadas con lacre.

No obstante, las cápsulas actuales llegaron en el S.XVIII, cuando en Hungría comenzaron a utilizar cápsulas de plomo. Se usaban en los vinos considerados como de mejor calidad y más lujosos, para llevar un control de la producción. Las cápsulas comenzaron a utilizarse entonces como sello de identidad.

¿Para qué sirven?

Hoy en día, la cápsula del vino tiene dos funciones principales. La primera es básicamente estética, para hacer la botella más atractiva. Ayuda a los consumidores a identificar una marca de vino concreta, ya que se complementa con la etiqueta y acaba siendo algo característico de cada vino. La segunda función es higiénica. Las cápsulas protegen el cuello de la botella y el corcho frente a polvo, deterioro o sequedad. Además, nos garantiza que esa botella de vino nunca ha sido abierta. Y tu, ¿acaso comprarías una botella de vino sin cápsula?.

¿De qué materiales son las cápsulas del vino?

En su inicio, principalmente se utilizaba el plomo como material para su fabricación. Sin embargo, varias regulaciones medioambientales y diferentes reglamentos han limitado su uso. Actualmente, los principales materiales son los siguientes:

  • Estaño: Están consideradas como las mejores cápsulas, por lo que se usan en vinos de alta gama. Por lo general se constituyen de una sola pieza. Por otro lado, permiten una gran combinación de colores y diseños, ademas de ofrecer una facilidad de apertura.
  • Plomo-Estaño: Tal y como hemos mencionado, ha sido de los materiales más utilizados. Hoy en día, en cambio, apenas se utilizan debido a las leyes medioambientales. Se componen de una lámina de plomo recubiertas por capas de estaño.
  • Material Complejo: Se componen de aluminio y placas de polietileno. Se suelen elaborar en dos piezas y facilitan la apertura de los vinos con gran facilidad. Habitualmente, son utilizadas para vinos de calidad media y alta.
  • PVC: Es la opción más económica y sencilla, ya que reduce las posibilidades de impresión y diseño. En varios países está prohibida y por tanto en desuso, debido a su impacto medioambiental y sus dificultades de reciclado.
  • Aluminio: Se elaboran íntegramente con este material, pero encontramos pocas fábricas que las produzcan.

Ahora que ya sabéis de donde proviene el uso de las cápsulas de vino y sus diferentes tipos, estáis en el camino de ser unos auténticos winelovers.

Bodegas Murillo Viteri

 

Te puede interesar:

Los aromas que encierra una copa de vino

Ideas de decoración con botellas de vino

Historia y tipos de sacacorchos