ciranza rioja botella

La evolución del vino en botella

Hoy vamos a hablaros de un proceso por el que pasan todos los vinos tintos que elaboramos en Bodegas Murillo Viteri tras su permanencia en barricas: la crianza en botella.

Una vez embotellado, el vino sigue una evolución de forma natural con importantes cambios en los que influye el ambiente reductor en el que se encuentra. En esta etapa, nuestros vinos mejoran y pasan a ser más complejos y elegantes.

La composición polifenólica del vino está condicionada por la calidad de la uva y por el sistema de vinificación empleado. Son factores fundamentales para la posterior evolución en la botella.

Los vinos deben pasar obligatoriamente algún tiempo en silencio, en semioscuridad y en reposo a una temperatura estable en la bodega. Esta etapa de crianza del vino tinto en botella es determinante. Son en estos meses de espera donde el vino se acabara de redondear y adquirirá complejas sensaciones olfativas.

Nuestros enólogos, Iñaki y Patxi, son los que  se encargan de un riguroso control de calidad mediante catas y análisis, hasta determinar el momento idóneo para su salida al mercado.

Una vez en el mercado, los vinos pueden continuar su crecimiento entre los 6 años del vino Rioja Crianza Murillo Viteri o los 10 años de nuestro Rioja reserva Murillo Viteri. Esta fase dependerá además de los factores internos del vino y de las condiciones externas de almacenaje de cada botella.

El reserva Murillo Viteri permanece 24 meses en barrica, y mínimo 12 meses en botella.

A veces la espera merece la pena… ¡que disfrutéis vuestros vinos!

Bodegas Murillo Viteri

 

Te puede interesar:

¿Cómo mejora el vino Rioja en botella?

Guía rápida para conservar el vino en casa