Copas Vino Tinto

La palabra taninos está siempre presente en cualquier reunión donde se hable de vino, y por supuesto, en cuanta cata o degustación se realice. Pero, ¿qué son los taninos?

Químicamente hablando, son unos compuestos fenólicos que podemos encontrar en frutas y cortezas de plantas. Aportan astringencia (sabor áspero) y amargor en el vino, además de aportar complejidad al sabor. Podremos notarlo especialmente en el medio de la lengua y en la parte delantera de la boca.

Además, tienen múltiples beneficios, como el efecto antioxidante que puede ayudar a prevenir enfermedades degenerativas. También ayudan a desinflamar la mucosa intestinal, por lo que son eficaces contra la diarrea.

¿De dónde proceden los taninos?

Los taninos se encuentran presentes en las pieles de las uvas, en las semillas y en los tallos o raspones. En las semillas o pepitas se hallan en gran cantidad, y en lo que respecta al raspón posee taninos más “ásperos”, motivo por el cual se desecha antes del encubado.

Por este motivo, los vinos tintos tendrán mayor cantidad de taninos que los blancos, debido a su mayor contacto con el hollejo durante la elaboración. También dependerá de la variedad de la uva, siendo las uvas con mayor concentración el Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Tannat y Nebbiolo, entre otras. Entre las variedades con menos taninos se encuentran la Garnacha, Barbera, Pinot Noir o Zinfandel.

Por supuesto, los contenidos de taninos en las uvas, como los de los demás compuestos, siempre están condicionados por los factores agro-climáticos y la acción del hombre en el viñedo.

Los taninos y el vino

Copas Vino Tinto

Su función dentro del vino es muy importante, hasta vital. Participan en la complejidad, en su prolongado envejecimiento y potencial de guarda (entre otras, por sus propiedades conservantes) y en la formación de aromas “terciarios” dentro de la botella. Los taninos son uno de los tres pilares del vino, junto a la acidez y el alcohol.

Al catar un buen vino tinto, si percibimos esa sensación áspera muy claramente, poseerá taninos en abundancia, por lo que hablaremos de taninos robustos, sólidos y bien construidos. Si por el contrario apenas es perceptible, usaremos la terminología de taninos menores, sin definición o amorfos.

Bodegas Murillo Viteri

 

Te pueden interesar:

Cómo se elabora el vino tinto

Qué son los sulfitos del vino

Qué es la precipitación tartárica

This entry was posted in Aprende de vino and tagged , , . Bookmark the permalink.