fbpx

En Bodegas Murillo Viteri lo tenemos claro: lo mejor que puedes hacer con una botella de vino abierta es bebértela. Aun así, seguro que más de una vez has tenido que guardar una botella de vino abierta. El vino es un elemento vivo en constante evolución, por lo que es importante saber cómo conservar el vino una vez abierto.


Es comúnmente conocido que el vino mejora con el paso del tiempo y que tiene una gran capacidad de guarda durante largos periodos. Pero eso ocurrirá mientras la botella siga cerrada y en óptimas condiciones.  Para saber cómo conservarlo echa un vistazo a nuestra Guía para conservar y almacenar el vino en casa. Tal y como nos explica Iñaki Murillo, enólogo de la bodega, «una vez descorchada la botella, el vino comenzará a deteriorarse con el paso del tiempo debido a la exposición al oxígeno».

La oxidación, o la exposición al oxígeno del aire, pueden transformar un vino abierto en inbebible y echarlo a perder completamente. La duración del vino en buenas condiciones una vez abierta la botella varía dependiendo del tipo de vino, pero a continuación te dejamos algunos consejos para conservar el vino varios días una vez abierto:

Mantén el vino frío

Si sabes de antemano que va a sobrar vino, no lo dejen abierto sobre la mesa. Nuestra recomendación es servir el vino en un decantador y volver a tapar la botella y meterla al refrigerador. También puedes dejar la botella de vino abierto en una zona seca y fresca de la casa, siempre que no supere los 22º.  Esta medida evita que el proceso de oxidación del vino abierto se acelere.

Ten la botella bien cerrada

Es importante que cierres la botella nada más terminar de usarla. Para conservar el vino una vez abierto, tápalo usando su propio corcho. En caso de que esté dañado, puedes usar un tapón especial para vinos. Lo importante es que quede bien cerrado y que no entre nada de aire. Como curiosidad, la costumbre de poner una cucharita en las botellas de cava o espumosos es un mito, no sirve para nada ya que el gas se escapa igualmente ;).

Protege el vino de la luz

Procura colocar el vino en un lugar oscuro, ya que la luz es uno de sus mayores enemigos (especialmente la luz solar). La exposición a la luz puede afectar negativamente al sabor del vino y a su conservación.

Guarda el vino de pie

Al contrario de las botellas cerradas, para conservar el vino una vez abierto debes guardar la botella en vertical. De este modo, la superficie de contacto que tiene el vino con el aire es menor. También os recomendamos moverla lo menos posible.

Usa accesorios para el vino

Si tienes la buena costumbre de disfrutar de una copita cada día y sueles tener varias botellas para consumir en casa, eres un auténtico winelover. Y como tal, te recomendamos hacerte con alguna herramienta especializada en cierres y conservación. El mundo de los accesorios del vino es infinito. Una buena opción es hacerte con un tapón que incorpora una bomba de vacío de extracción de aire. Los inyectores de gas inerte o la apertura sin extracción de tapón son otras opciones para conservar el vino una vez abierto.

Sigue estos consejos para conservar las botellas de vino abiertas y podrás disfrutar de un buen vino Rioja durante más tiempo. Aun así, tener en cuenta que no harás que la vida de vuestros vinos sea infinita, sino que te permitirá disfrutarlo en mejores condiciones durante unos días. El último consejo para evitar que una botella de vino abierta se eche a perder es simple:¡beberla! 🙂

Bodegas Murillo Viteri

 

Te puede interesar:

¿Es el vinagre bueno para la salud?

Cata de vino tinto Murillo Viteri

La crianza del vino tinto Rioja en botella