enfriar vino blanco

Consejos para enfriar el vino

Hay momentos del día en el que nada viene mejor que una copa fresquita de vino blanco (o rosado). Para disfrutar con los amigos o para maridar con algún manjar, la temperatura de dichas variedades de vino es un factor determinante. Continua leyendo si quieres aprender varios consejos sobre cómo enfriar el vino 😉

No todo el mundo tiene un calado o una vinoteca refrigerada en casa, por lo que para refrigerar el vino de forma correcta hay que tener algunos factores en cuenta. En otro post os explicábamos cómo conservar y almacenar el vino en casa. Primero de todo, es importante identificar el tipo de vino y la temperatura que necesita. No es lo mismo un blanco o rosado que un tinto. Otra cosa muy importante es conocer las temperatura a la que está la botella que quieres abrir. Para ello hay diferentes tipos de termómetros que suelen ser muy asequibles.

Si tienes tiempo, lo ideal es enfriar el vino en el frigorífico poco a poco. El tiempo dependerá del vino, pero calcula que el vino blanco necesitara cerca de dos horas y el tinto de algo más de media hora.

En caso de que no dispongas de tiempo para enfriar el vino en el frigorífico o vinoteca, la cubitera con hielo y agua es una buena opción, ya que el agua es muy buena conductora del frío.

Por mucho que tengas prisa, nunca metas el vino al congelador, y mucho menos eches hielo en la copa (se aguará y perderá su concentración y sabor característico). Los cambios bruscos de temperatura afectan negativamente al vino y sus propiedades, lo ideal para enfriar el vino sin que sufra es tener un lugar donde la temperatura sea constante.

Bodegas Murillo Viteri

Te puede interesar:

¿Cómo se hace el vino?

Boletín Nº25 «El Olfato en la cata»

Gominolas de vino tinto, el vino comestible