La historia del vino en la Alhóndiga

La semana pasada nos invitaron a participar en el programa de eitb presentado por Anne Igartiburu, «Duelo en las Alturas». Una experiencia increíble en la que Iñaki Murillo pudo compartir con los espectadores varias anécdotas relacionadas con la historia del vino en la Alhóndiga bilbaína, hoy en día conocido como Centro Azkuna.

Azkuna Zentroa es uno de los edificios más interesantes, vanguardistas, históricos y originales que hay en la capital vizcaína. Se ha convertido en un referente del arte contemporáneo en Bilbao. Hoy en día es conocido como centro cívico y cultural, que aporta numerosos servicios y actividades, tanto a los bilbaínos como a todos los visitantes que acuden cada día. Durante el programa tratamos la historia de tan emblemático edificio, ya que cuenta con un pasado muy rico, lleno de historia y anécdotas fascinantes relacionadas con el vino.

La historia del vino en la Alhóndiga

La Alhóndiga como almacén de vino

Tal y como nos cuenta Anne Igartiburu en el programa, la historia de la Alhóndiga de Bilbao se remonta al siglo XIX. Fue construida por el conocido arquitecto Ricardo Bastida en el año 1905 con el objetivo de almacenar el vino que luego consumirían los bilbaínos. El edifico cuenta con unas puertas monumentales que se diseñaron para responder de manera rápida a la entrada de los carros de vino, aceites, etc. y una estructura que mantenía un grado de humedad perfecto para almacenar el vino. Desde que abrió sus puertas en 1909, la Alhóndiga ha albergado de 600 a 3.000 trabajadores de la industria vinícola.

En Bodegas Murillo Viteri hemos vivido muy de cerca el funcionamiento y posterior transformación de la Alhóndiga, ya que fue donde Paco Murillo comenzó a trabajar al llegar a Bilbao. El 80% del vino que llegaba a la capital vizcaína procedía de La Rioja, mayormente en transporte ferroviario. Los trenes llegaban cargados de vino a granel en grandes fudres de madera o de hormigón. Una vez que llegaban a la estación de Amezola, se pasaba el vino a bocoyes o pipas para bajarlo a la Alhóndiga.

La Alhóndiga funcionaba como centro de almacenaje y logístico. Cuando llegaba el vino a la Alhóndiga, los trabajadores repartidos entre sus cuatro plantas lo pasaban a pellejos. Después, los propios vinateros lo distribuían tanto a bares como a residencias particulares. Desde la Alhóndiga, se bombeaba el vino para que la ciudad funcionase. De hecho, tal y como nos cuenta Iñaki Murillo, Bilbao fue la única ciudad del mundo donde se vendía el vino por metros. Esto ocurría cuando los txikiteros bilbaínos salían a los bares y pedían 1 metro de vino, mientras entonaban bilbainadas y habaneras. Consistía en servir de vino vasos típicos bilbaínos sobre la barra a lo largo de un metro de largo.

vino en la Alhóndiga

La transformación de la Alhóndiga

El objeto de la Alhóndiga era crear una asociación de vinateros, una organización gremial para controlar los arbitrios, que eran los impuestos indirectos del vino. Desde la torre de arbitrios se controlaban todas las entradas y salidas de vino de la Alhóndiga, para que cada vinatero pagase sus impuestos correspondientes. Pero la Alhóndiga como organización gremial dejó de tener tanto sentido a mediados de los años sesenta, como consecuencia de la eliminación del impuesto del vino por cambios en la ley tributaria de consumo. La actividad cayó entonces en declive, hasta que en 1977 la Alhóndiga finalmente fue clausurada.

En mayo del 2010 se abrieron de nuevo las puertas de la Alhóndiga tras la intervención del famoso arquitecto Philippe Starck, quien se encargó de la restauración y diseño del edificio. Se procedió entonces a darle una segunda vida como centro cultural y de ocio a tal singular y único edificio. Desde entonces, en Bodegas Murillo Viteri hemos querido aportar nuestro granito de arena para seguir manteniendo la esencia de los orígenes de la Alhóndiga. Para ello, hemos donado una de nuestras modernas barricas diseñadas por la asociación Formarte, la cual se puede encontrar junto a la tienda de la Alhóndiga. ¡Un guiño al vino en la Alhóndiga que no podía faltar!

vino en la Alhondiga

Entradas Relacionadas

Nuestros vinos de rioja

¡Oferta!

Caja 12 Botellas

71,00 
¡Oferta!

Caja 12 Botellas

61,00 
¡Oferta!

Caja 6 botellas

65,00 
¡Oferta!

Caja 12 Botellas

61,00 
¡Oferta!

Caja 12 Botellas

44,00 
¡Oferta!

Caja 12 Botellas

44,00 
¡Oferta!

Caja 12 Botellas

44,00 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros. ¿Aceptas su instalación y uso?