cata-agua-2

Catando agua del grifo Febrero 2010No bromeamos. El agua del grifo también se cata…

Angel Llamazares gerente de AMVISA (empresa suministradora del agua de red de la provincia de Alava) nos invitó a participar  en una cata de agua de red.

El proceso de cata es bastante similar al de la cata de un vino.

La diferencia más significativa es que en la fase olfativa, se calienta el agua a 45ºC para una mayor detección de aromas. Se utilizan pipetas de laboratorio en vez de en copas.

Se valora la intensidad (Ausencia=0. Intensidad Muy Fuerte=5) de los siguientes parámetros: OLOR: Degradación, Hierba, Madera, Tierra, Cloro, Goma, Plástico FLAVOR: Dulce, Salado, Acido, Amargo, Astringente, Metálico, Picante, Degradación, Hierba, Madera, Tierra, Cloro, Goma, Plástico Diferentes especialistas en cata (de agua y en nuestro caso en vino) coincidimos en gran medida en las valoraciones de las muestras presentadas.

Txaro Muñoz de la Peña, responsable del área de Tratamiento y calidad nos guió por este apasionante mundo del agua. AMVISA cuenta con la más moderna tecnología en el tratamiento del agua y, como nosotros, tienen una activa política de puertas abiertas.

Nos pareció una empresa puntera y ejemplar. No solo por el extremo cuidado de sus procesos, limpieza y rigurosos controles, sino también por la profesionalidad y amabilidad de su plantilla.

Catar agua con esta gente fue, además de una bonita experiencia, una lección de humildad. En repetidas ocasiones los bodegueros nos creemos los más experimentados catadores, y también creemos que contamos con los mejores medios de análisis y control.

Después de conocer esto nos sentimos, sin duda, un poco más pequeños…

Desde Bodegas Murillo Viteri queremos dar la más sincera enhorabuena a AMVISA y a la Ciudad de Vitoria por su excelencia en la calidad del agua de red.

Esta entrada fue publicada el Eventos y etiquetada como . Guardar en tus favoritos el enlace permanente.