fbpx

Doctor LarreaEl Doctor Larrea Aldama no es un hombre cualquiera. En ningún sentido. Es nuestro amigo y cliente más veterano. Este 31 de diciembre organiza una fiesta en su casa porque cumple la friolera de 100 AÑOS.

Al Doctor Larrea no le hace falta reloj. Todos los días entre las 8 menos cinco y las 8 y cinco de la tarde suelta un: “¿Pero en esta casa no se bebe vino?. Y en ese momento se toma una copita de Reserva que lleva bebiendo muuuuchos años.

Es un amante y defensor del buen vino Rioja a ultranza. No obstante, él dice que le salvó la vida.  Y es que la anécdota no tiene desperdicio. Os la transcribimos:

“Estaba encarcelado en Madrid junto con cuatro compañeros en la guerra civil española. La última noche antes de los  sumarísimos juicios donde condenaban a muerte directamente me hice con unas botellas de vino. Pensé que “de perdidos al río” y me presenté ante el juez no borracho, pero si con la carga de felicidad y despreocupación que me dio el vino. A mis compañeros les condenaron a muerte, pero a mí, tuve la suerte de que le caí en gracia al Juez y me salvé del paredón. Desde entonces siempre he dicho que el vino me salvó la vida”

Doctor Larrea, le prometemos que seguiremos haciendo su Reserva Murillo Viteri con todo el cariño del mundo. Muchas felicidades a sus 100 cosechas de parte de todo el equipo de bodega.

Bodegas Murillo Viteri

 

Te puede interesar:

Qué es el brindis y su origen

Felicidades desde Rioja Charly

La curiosa paradoja francesa