Literatura y vino Murillo Viteri

La literatura y el vino siempre han sido muy buenos amigos, creando vínculos inspiradores en las dos direcciones. Juntar una copa de vino y una buena novela da mucho placer. ¿Y si además dicha novela tiene como protagonista el vino?

El mundo del vino nunca ha sido algo ajeno a las obras artísticas. Está presente en numerosos relatos, ya sea abordado como tema o motivación, o simplemente como referencia ocasional.

El sabor del vino, los placenteros efectos que provoca en el estado de ánimo y los estímulos intelectuales que produce, han hecho que sea también una de las bebidas más mencionadas en algunas de las páginas de los mejores exponentes de la literatura mundial.

Literatura y vino: el vino novelado

Algunas recomendaciones

Se nos ocurren títulos como La bodega, de Noah Gordon, situada la acción en la Francia de finales del siglo XIX donde un viticultor francés nos descubre el arte de la elaboración del vino. Desde ese momento, su vida estará determinada por esta pasión.

Otro libro donde el vino está presente es en la novela La Cata, de Roald Dahl, donde seis personas se sientan a la mesa en la casa de Mike Schofield, un corredor de bolsa londinense: Mike, su esposa y su hija, un narrador sin nombre y su esposa, y un conocedor de vinos, Richard Pratt. Pratt suele hacer pequeñas apuestas con Schofield con el fin de adivinar el vino que se está sirviendo. Pero esta noche la apuesta será mayor… Cuando Schofield trae el segundo vino de la noche él comenta que será imposible adivinar de dónde viene, pero Pratt lo toma como un reto.

También nos parece imprescindible nombrar Las Uvas de la Ira, de John Steinbeckdistinguida con el Premio Pulitzer en 1940, donde se describe el drama de la emigración de los componentes de la familia Joad, que, obligados por el polvo y la sequía, se ven obligados a abandonar sus tierras, junto con otros miles de personas de Oklahoma y Texas, rumbo a la tierra prometida de California.

Podemos pasar horas y horas disfrutando de la lectura y el vino con Un viñedo en la Toscana de Ferenc Mate, o con El Últino Vino de Mary Renault… tantas y tantas novelas para viajar en el tiempo…

El vino es un enigma, y la solución está en el fondo de la botella… ¡a poder ser vacía, después de haberla degustado con mucho placer!

Bodegas Murillo Viteri

 

Te puede interesar:

Ideas de decoración con botellas de vino

Una velada de poesía

SCULTO, la feria de escultura contemporánea visita nuestra bodega

 

Esta entrada fue publicada el Curiosidades del vino y etiquetada como , . Guardar en tus favoritos el enlace permanente.