vinedos-invierno-bierzo

Rara vez vemos las viñas nevadas, pero en su justa medida es bueno y necesario. La nieve en las viñas tiene un efecto desinfectante y limpia la madera. Puede favorecer las viñas, al contrario de los granizos, los cuales pueden destrozar la vid y crear daños irreversibles. Eso sí, siempre que no se prolonguen mucho en el tiempo y tengan lugar en invierno.

Durante el invierno, la planta está en reposo vegetativo, momento también en el que los insectos y hongos se valen de la corteza de la vid para protegerse. La llegada de hielo o nieve consigue eliminarlos, haciendo que la planta llegue sana a la primavera.

Beneficios para el campo

La nieve cae poco a poco y hace posible que el suelo se empape con un aprovechamiento más efectivo de la precipitación.

Además, el hielo mata hongos e insectos y la planta queda limpia.

Durante la poda, las heridas que quedan en la planta pueden conllevar enfermedades, pero las bajas temperaturas y la nieve ayudan a crear una capa cicatrizante en la planta que evita que las enfermedades entren.

Por todas estas razones la nieve es buena para el vino. Aunque siempre en su justo término y en el momento apropiado…

Nieve en las viñas

Las viñas en invierno dejan paisajes espectaculares.

Bodegas Murillo Viteri

 

También te puede interesar:

En busca del mildiu en La Rioja

Cómo están las viñas en primavera

Poda de la vid en invierno

Esta entrada fue publicada el Curiosidades del vino y etiquetada como , , . Guardar en tus favoritos el enlace permanente.