rosales-vinedo

¿Por qué hay rosales en el viñedo?

Los rosales a pie de viña es una de las imágenes más llamativa y característica de nuestra finca de Tahola y Valdegún.

La función de los rosales en el viñedo

Los rosales se colocan a pie de viña marcando las hileras, y su función en el viñedo no es sólo estética, su presencia es funcional. Actúan como alertas ante plagas, de forma que el viticultor pueda reaccionar y aplicar los tratamientos adecuados a la viña antes de que la ataquen.

La viña es muy sensible al hongo del oídio, también conocido como “ceniza”. El oídio deja unas manchas en las hojas de la vid, cubiertas de un polvo similar a la ceniza. Esto puede afectar a la calidad de la uva y así mismo a la cantidad de uva a vendimiar.

Este mismo hongo tiene predilección por las rosas, y sus síntomas son visibles antes en los rosales que en las vides. De está manera, nos damos cuenta de su presencia y podemos aplicar el tratamiento tempranamente a la vid.

El origen de los rosales en las viñas

Esta práctica, hoy extendida sobre todo para hacer vinos Rioja de calidad, se remonta al siglo XIX. En aquel entonces, un hongo procedente de Inglaterra atacó despiadadamente las cepas de varias zonas vinícolas de Europa. Hubo unos monjes de la zona francesa de Borgoña que, habiendo plantado rosales en sus viñedos, se percataron de que éstos se contagiaban antes. Los rosales actuaban como detectores y alarmantes en caso de hongo, por lo que así pudieron frenar la plaga y combatirla antes de que arrasase con su cultivo de vides.

Es curioso como la propia naturaleza coopera para la correcta elaboración de los vinos.

Bodegas Murillo Viteri

Te puede interesar:

Las subzonas de la DOCa Rioja

La nieve en las viñas

Esta entrada fue publicada el Curiosidades del vino y etiquetada como , , . Guardar en tus favoritos el enlace permanente.