Vino y sexo

Entre los múltiples beneficios que nos ofrece beber vino, se encuentra también la función afrodisíaca. Siempre con un consumo moderado, el vino ha demostrado ser un buen aliado para la actividad sexual.

El vino y el sexo

El consumo de vino Rioja mejora el deseo sexual, aunque es importante hacer incapié en la moderación, ya que de lo contrarió se podrá volver en nuestra contra y no tener una buena experiencia. La dosis ideal se estipula que son 2 copas, dependiendo de cada uno.

El vino tinto pronuncia el deseo sexual en las mujeres, ya que incrementa el flujo sanguíneo específicamente a las zonas erógenas femeninas. En cuanto a los hombres, también incrementa los niveles de testosterona, una hormona esencial para el apetito y excitación sexual. La quercetina es el componente del vino causante de bloquear la enzima y hacer que el cuerpo no la expulse, aumentando así los niveles de testosterona.

El vino ya en sí mismo seduce, y es una explosión para los 5 sentidos. Si además acompañas la velada de una buena conversación y buena compañía, es muy probable que el postre sea explosivo.

Queda demostrada la buena sintonía entre el buen vino, consumido moderadamente, y el buen sexo  (aquí no citaremos nada de la moderación 😉 ).

¿Es que alguien lo dudaba?

Bodegas Murillo Viteri

 

Te puede interesar:

El vino en pareja

10 propiedades saludables del vino tinto

Qué bonito es el amor con vino

 

Esta entrada fue publicada el Curiosidades del vino y etiquetada como , . Guardar en tus favoritos el enlace permanente.