Javi Miranda

JAVI MIRANDA

Se unió a la familia de Murillo Viteri en 1998 y desde entonces viene desarrollando su labor profesional en el área de embotellado y también en el de la logística.

Eficiente y trabajador, es una persona muy amable con todos los visitantes a bodega. En su biografía hay una anécdota divertida por la que le toman el pelo sus compañeros: desde hace más de veinte años tenemos unos buenos clientes y amigos que tienen un almacén de distribución muy próximo a la bodega.

Javi se mostraba siempre especialmente solícito a atender con su característica amabilidad a esta familia. Tanto acercarles vino se acabó casando con Ziortza, una de las hijas a la que conocemos cariñosamente por “La rubia”.

Su gran afición fuera de la bodega son los deportes náuticos. Le pega al Surf, a la navegación y al paddle surf junto con su hijo Eneko de 5 añitos, ¡todo un artista de la tabla!