dieta mediterranea

Todos estos alimentos tienen que ir acompañados de un consumo moderado de vino que se sitúa en una copa al día para las mujeres y dos para los hombres.


Las comidas principales del día no pueden prescindir de los cereales (una o dos raciones por comida en forma de pan, pasta o arroz, entre otros), verduras (dos en cada toma) y frutas (una o dos).La pirámide de la dieta mediterránea se ha puesto al día para adaptarse al estilo de vida actual y ha incorporado a la base de su nuevo esquema recomendaciones de orden social y cultural como la comida en familia, el consumo de productos locales, la actividad física diaria y un descanso adecuado.

Además durante el día hay que beber entre 1,5 y 2 litros de agua, es bueno consumir en torno a dos raciones de productos lácteos, preferiblemente en forma de yogur y queso bajos en grasa, y aceite de oliva

El aceite, situado en el centro de la pirámide, tendría que ser nuestra principal fuente de grasa por su calidad nutricional: se debería utilizar cada día una cucharada para aderezar y cocinar.

Las especies, las hierbas, las cebollas y el ajo se incorporan al nuevo esquema porque son una buena estrategia para reducir el uso de la sal, al igual que las aceitunas, los frutos secos y las semillas, de las que también se deben consumir una o dos raciones cada día.

La nueva pirámide permite un mayor consumo de las carnes rojas y blancas, dos raciones a la semana en vez de una, como contemplaba la anterior, y además fija también una ración de carnes procesadas, como el embutido, en el mismo periodo de tiempo.

Se pueden tomar dos raciones también de pescado y marisco a la semana, otras tantas de legumbres y entre dos y cuatro de huevos.

En el vértice de la pirámide están los dulces, los alimentos ricos en azúcares simples y grasas no saludables.

El azúcar, los caramelos, los pasteles, la bollería, los zumos de fruta azucarados y los refrescos azucarados se deberían consumir en pequeñas cantidades y sólo de vez en cuando. La proporción ideal es de dos raciones a la semana.

Las patatas son uno de los productos «más perjudicados» en esta nueva guía de alimentación para la población, según Serra, ya que sólo permite tres raciones a la semana y si es posible que no sean fritas, ni precongeladas.

Pero para obtener todos estos beneficios se debe realizar ejercicio físico (un mínimo de 30 minutos al día), se debe descansar adecuadamente y sentarse alrededor de la mesa en compañía de la familia y de las amistades, aspectos que están en la base de la pirámide, como el consumo de productos tradiciones y locales.

Resumiendo: Comer bien, en buena compañía y con un vaso de vino rico; vamos, lo que hemos hecho toda la vida…

El equipo de Bodegas Murillo Viteri

www.bodegasmurilloviteri.com