Principales aromas del vino tinto

El olfato es el sentido con más memoria de todos y el más unido a las emociones. Por eso, si aprendemos a reconocer los olores y aromas del vino tinto nos ayudará a un disfrute mucho mayor del mismo.

Primero de todo, debemos distinguir entre qué es un olor y qué es un aroma en cuanto a vino se refiere. Aroma se denomina a todas las impresiones agradables y positivas durante el transcurso de una cata. Olor, en cambio, es cuando estas impresiones son negativas. Por ejemplo, melocotón o cuero son aromas, pero vinagre o corcho son olores.

Los aromas del vino vienen de la tierra, que tiene compuestos aromáticos, del aire, que contienen esencias de las plantas, y del agua. Además, se deben a su composición química, pero el responsable de un aroma en particular no es un único compuesto químico, sino que puede ser el resultado de la combinación de varios compuestos.

Aromas del Vino

El vino desarrolla determinadas sustancias aromáticas en el proceso de elaboración, desde la viña hasta la crianza. Dependiendo en la etapa en la que esté, se clasifican de tres maneras:

Los aromas primarios

Vienen dados por la uva, la zona, composición del suelo y la climatología. Se obtienen vía nasal, y aumentan si agitamos la copa. Los vinos jóvenes nos proporcionan sobre todo toques florales y frutales en nariz, pero también minerales y especiados. En nuestro tempranillo es típico encontrar aromas a moras, arándanos, ciruelas negras, frambuesas, grosellas u otras bayas rojas.

Los aromas secundarios

Aparecen con la fermentación alcohólica y maloláctica. Estos dependerán del tipo de levaduras y las condiciones de la propia fermentación. Se obtienen vía retronasal, es decir, al entrar en contacto con la lengua y agitar el vino con la boca. Pueden ser aromas lácticos, como el queso fresco y el yogur, o propios de la levadura, como a galleta o miga de pan.

Los aromas terciarios

También conocidos como “bouquet”, son aquellos que se adquieren durante la crianza en barrica y su posterior paso de crianza en botella. Aquí se encuentran una gran complejidad de aromas, que son los que dan al vino su valor especial. Son aromas de confitería (miel, coco,…) florales y vegetales (frutos rojos, higos, trufa, manzanilla…) y amaderados (eucalipto, regaliz, madera, canela, tabaco…).

Os animamos a disfrutar de una copa de vino centrándoos en la fase olfativa. ¡Es toda una aventura!

Bodegas Murillo Viteri

 

Entradas Relacionadas

Nuestros vinos de rioja

¡Oferta!

Caja 12 Botellas

69,00 
¡Oferta!

Caja 12 Botellas

59,00 
¡Oferta!

Caja 6 Botellas

64,00 
¡Oferta!

Caja 12 Botellas

59,00 
¡Oferta!

Caja 12 Botellas

42,00 
¡Oferta!

Caja 12 Botellas

42,00 
¡Oferta!

Caja 12 Botellas

42,00 
¡Oferta!

Caja 12 Botellas

68,00 

Utilizamos cookies propias y de terceros. ¿Aceptas su instalación y uso?