pluma-poesia

poesíaPoesía y vino son dos asignaturas que van de la mano. Si además vienen de mano de un amigo en Bodegas Murillo Viteri las recibimos con las manos abiertas. No todos los días nos llegan cartas de esta índole en la bodega. ¡Esto no te alegra el día, sino la semana e incluso el mes! Nos sentimos orgullosos y halagados de compartir nuestro trabajo con amantes del vino hasta este punto:

«Querido amigo:

Quiero empezar este comentario…..no. Quiero decirte sobre la cena…..tampoco. Quiero hablarte sobre…….. Que difícil es , cómo lo hago, qué escribo, qué cuento.

Cómo empezar, mejor dicho cómo continuar lo que empezó en Balmaseda, siguió en diferentes eventos en Bilbao, en la VISITA (con mayúsculas) a tu bodega, en la reciente Fiesta de la Vendimia en Cenicero, y en el punto y seguido de la cena en el Nh.

Que fue : fantásticamaravillosaúnicaexcelenteoriginalsorprendenteimpagable

electrizantedeslumbradoramágicacolosalformidableturbadoraconmevedora….

Sin darme cuenta, he dado rienda suelta a mi corazón y las palabras han surgido continuas, espontaneas, sin pensar, a borbotones, desangrándome el alma. Si en la cena me llené de sentimientos, ahora me vacío al escribirlo, y no quiero, necesito seguir con los mismos sensaciones que tuve, con lo que me aportaste, con lo que trasmites , con tu forma de ser.

Por un momento creí que el formato de la cena te podía encorsetar, que error. Al principio te mostraste algo nervioso, como buscando lo mas adecuado, buscando en tu cabeza lo que decir, y en cuanto abriste tu corazón y buscaste en tu ser, en tus orígenes -presentes en la cena-, en lo que haces todos los días, trasmitirlo al vino, decidisteis trasmitirlo también a nosotros.

Y fue en ese momento cuando tras conocer al Murillo Viteri gerente de una bodega, pudimos ver, sentir, disfrutar del Murillo Viteri creador de vino como un ser vivo, del heredero de una dinastía, de una forma de entender no ya el vino, sino la vida.

Tus vinos gustarán más o menos, pero cuando te conocen, ¿cómo separarlos? Imposible.

Tú eres vino, tierra, cepa y ellos son tú, gratitud, amor, pasión. A veces, tras las cenas, cuando pasan los bodegueros por las mesas se les recibe con educación, con cortesía, pero a la vez con premura, con ganas de terminar.

En esta ocasión querría detener el tiempo, repetir el sueño, volver a empezar, para de nuevo vivir, sentir, y no perderme nada.
Quizás esta sea una forma de hacerlo, será por ello que escribo esta carta. Para que buscando en mi interior, vuelva a revivirlo, y con la calma que da el tiempo pasado y el poder leerlo, me da un nuevo punto de vista.

Y que descubro con ello, que no fui el único que disfruto, hable con algún compañero de veladas, nos conocemos por las cenas que llevamos, y compartíamos opinión, primero de los vinos y después de ti. A ellos les sorprendisteis. A mí, me regocijo con ello, no. ¡Yo ya te conocía ! Les llevaba ventaja.

Me paro un momento, releo la carta y “sorpresa”, ¡pero si todavía no he hablado de los vinos!, o sí. ¿Acaso no sois tú, tus padres, tu familia, vuestros vinos la misma cosa? ¿Acaso no regáis las viñas con vuestro sudor?. Si al podar os cortáis, ¿vuestra sangre no se une a la savia de la vid y alimenta la planta?.

Entonces, siempre sois lo mismo y es lo que os caracteriza, lo que os diferencia, lo que os hace ser lo que sois, ¡MURILLO VITERI! Y yo puedo presumir de conoceros, de disfrutar de vuestra amistad. Y ¿qué tengo que hacer?, agradecéroslo torpemente con esta carta de respeto, de admiración, de orgullo.

Vuelvo a concentrarme en la misiva, retomo la cordura, la sensatez…

Quiero empezar este comentario…

Anda, si ya esta terminado, bueno lo retocaré en otro momento, ahora no puedo. Tengo los sentimientos a flor de piel, y no razono. Así que termino.

Amigos de Murillo Viteri. Me he volcado en la carta y solo me queda una palabra que me nace del corazón.

GRACIAS.

Roberto, un Porsifero en deuda permanente.»

Bodegas Murillo Viteri

 

Te puede interesar:

El Vino Rioja Crianza y el Arte

Literatura y vino: el vino novelado

Una velada de poesía

Esta entrada fue publicada el Eventos. Guardar en tus favoritos el enlace permanente.